Tratamiento contra plagas | Chinches de cama

La Chinche de cama (sp. Cimex lectularius) es un insecto pequeño, de color café y aplanado. Gracias a la forma de su cuerpo, se esconden en hendiduras o grietas pequeñas, especialmente entre el colchón, el somier o el cabecero de la cama. Cuando el grado de infestación es grave, se refugian también detrás de cuadros, cortinas, aparatos eléctricos...
Durante el día permanecen escondidas, siendo durante la noche y mientras dormimos, cuando se alimentan, chupándonos literalmente la sangre, generando picaduras que varían en forma y tamaño según la persona.
Algunas señales que ayudan a identificar que hay una plaga de chinches de cama son:

  • Ejemplares tanto vivos como muertos, huevos (blanquecinos),excrementos (bolitas negras) o mudas (restos de su exoesqueleto).
  • Manchas de sangre en las sábanas de la cama, el colchón o la pared , procedentes sobre todo de su aplastamiento.
  • Un olor dulzón a cilantro o almendra cuando la infestación es grave.
Antes de efectuar cualquier tratamiento, se ha de realizar una inspección minuciosa para cerciorarnos que se trata de una infestación de chinches de cama. Una vez confirmado, es imprescindible una desinsectación por parte de un profesional de control de plagas.

¿Cómo eliminar chinches de cama?

Para eliminar chinches de cama, que se encuentran generalmente en viviendas, albergues, residencias, hoteles u hostales, en TCP actuamos de la forma más eficaz y rigurosa:

  • Primeramente realizamos una inspección meticulosa para cerciorarnos de la presencia de chinches e identificar todos los lugares en los que se han refugiado.
  • Una vez confirmada la existencia y el grado o nivel de infestación, realizamos un tratamiento inicial con un producto insecticida.
  • A los diez días de la realización del primer tratamiento, tiempo aproximado en el que habrán eclosionado los huevos de las chinches, realizamos otro tratamiento para asegurarnos que hemos erradicado totalmente la plaga.

Desde el tratamiento inicial, nuestros técnicos especializados en el control de chinches de cama, les informarán de una serie de recomendaciones para favorecer un resultado exitoso. En ocasiones, es necesario sustituir colchones y somieres por otros nuevos, aunque se puede conservar los colchones, siempre y cuando les pongamos una funda antichinches homologada.

¿Cómo prevenirlos?

Algunas de las formas más habituales de contraer chinches de la cama son a través del equipaje de personas que han estado viajando (bolsas, mochilas, maletas...) o si se han adquirido muebles de segunda mano.
Por ello, nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Inspeccionar los muebles usados antes de adquirirlos y llevarlos a casa.
  • Lavar la ropa personal y la de cama inmediatamente después de venir de un viaje, en agua caliente, por lo menos a 60ºC, consiguiendo de esta manera que mueran todas las fases de la chinche: huevos, ninfas y adultos. Otras opciones serían secar la ropa en la secadora (a 40/45ºC durante 30 minutos) o bien pasar la plancha lentamente a la máxima temperatura. En cualquier caso, siempre teniendo en cuenta las indicaciones de la etiqueta de cada prenda.

AVISO POLÍTICA DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies